Solo legales

PERROS CON DISPLASIA, JÓVENES QUE PARECEN VIEJOS

displasia

La displasia de cadera es una enfermedad hereditaria que se desarrolla durante los primeros meses de vida del perro, ya que los cachorros no nacen con la enfermedad.

Aunque se cree que sólo afecta razas grandes, la pueden sufrir perros de todos los tamaños y razas. De hecho, en algunas razas la displasia puede llegar a afectar hasta un 25% de los cachorros a pesar de todos los controles que pueda haber en la cría.

La displasia de cadera viene causada por una inestabilidad de la articulación cuando el animal es muy joven, que es cuando el cartílago articular aun no está bien desarrollado. Esta inestabilidad causa un rozamiento en la articulación de la cadera que lleva a sufrir una osteoartrosis en edades ya muy tempranas. Pese a ser una enfermedad de origen genético, un rápido crecimiento unido a una pobre musculatura y un exceso de actividad durante el crecimiento puede agravarla seriamente.

El tratamiento de la displasia de cadera debe considerar, según la situación de cada animal soluciones farmacológicas, terapia contra el dolor y cirugías correctoras.

En www.facebook.com/miperrotienedisplasia podrás conocer todas las claves de la enfermedad, como prevenirla, compartir tus experiencias y aprender todos los trucos para mejorar la calidad de vida de tu perro afectado de displasia.